Embarazo con hematoma II

Al abrir este blog hace casi 4 años no esperaba ni mucho menos compartir este tipo de temas… Tampoco es de mi agrado y desearía no hacerlo, pero creo que mi experiencia puede ayudar a futuras mamis.

Como ya os explicaba en mi anterior entrada… ¡Por fin estoy embarazada! Pero la sorpresa vino cuando en la primera ecografía me encontraron un hematoma de 13x6mm.

Reposo prácticamente absoluto y vida relajada. Mi marido ha tenido que asumir al 100% los cuidados de nuestro hijo de casi 3 años y hemos contratado una chica para que nos ayude unas horas a mantener la casa. Yo no puedo hacer NADA, me siento súper impotente y después de una semana ya tengo dolores de espalda.

Como no podía aguantar tanta incertidumbre, decidimos hacernos otra ecografía a la semana. Necesitaba saber que el hematoma se estaba absorbiendo y mi pequeño embrión seguía latiendo.

Nada más visualizar la imagen del ecógrafo, me quedo en shock.

El hematoma había crecido y rodeaba todo el saco. Me entraron ganas de llorar, de gritar y de suplicar que esto fuera sólo una pesadilla. ¿¿Cómo podía ser??
Antes llevaba una vida muy muy ajetreada, no paraba y lo había dejado todo para dar una oportunidad a nuestro bichito.

Como comentaba, el hematoma había casi triplicado su tamaño, en la imagen parecía que estuviera el saco flotando en la mancha negra, sin embargo mi bichito había seguido creciendo y su corazón latía.

La explicación se ve mejor en esta última ecografía desde otro ángulo. Hay una parte “enganchada” que es lo que se convertirá en placenta y se veía que lo estaba nutriendo.

Después de estas imágenes nuestros porcentajes de éxito se han reducido al 50%. Reposo, sigo con la progesterona y me han retirado adiro hasta la próxima ecografía dentro de 10 días para ver si así remite el hematoma.

He buscado mucho por internet y no he encontrado ecografías tan evidentes como la mía, ya me comentó el ginecólogo que era un caso que se veía muy poco. Estoy cansada de entrar en las estadísticas “raras”. Cada vez que voy al baño examino con detenimiento el papel por si hay sangre, pero por lo pronto no he sangrado nada (me dijeron que sería normal). Mi ánimo va a días, aunque aún me aferro a las posibilidades de éxito. El estar prácticamente encerrada en casa en pleno verano, quedarnos otro año más sin vacaciones motiva poco.

Sólo espero que merezca la pena, todo el mundo sabe que estoy embarazada, pero nadie nombra mi bebé por si el final no es el esperado… Incluida mi pareja.

Necesito casos parecidos. ¿Tenéis alguna referencia?

Anuncios