Escapando del calor

Llevamos un par de semanas que está siendo horrible el calor. Cuando piensas que ya tiene que quedar poco, en ese momento anuncian en el telediario que viene otra ola de calor… Me entra una angustia terrible y pienso… ¡¡¡El próximo embarazo intento programarlo para no acabar en verano!!!

image

Y es que todavía me queda si todo va bien todo julio y agosto por delante. 

Hace un par de días tuve las que creo que son las famosas contracciones de Braxton,  pero me asustaron.  Me desperté a las 3 de la mañana en un charco de sudor y me empezaron a dar contracciones que eran algo molestas. Había tenido alguna pero nunca me molestaban.  Decidí ir al baño a darme una ducha de agua fría y las contracciones desaparecieron. 

Al día siguiente,  lo comenté y me dijeron que tuviera cuidado. Que el calor provoca contracciones.  De hecho los días que hace más calor se desencadenan más partos.

Por eso es importante cuidarse más que nunca. Hay que beber mucha agua, caminar a primera o última hora del día, descansar cuando el sol más apriete y alimentarse de frutas y verduras. Buscar la sombra y refréscarte en playas o piscinas.

En nuestro caso este fin de semana hemos tenido la oportunidad de escapar a la montaña.  Sigue haciendo algo de calor,  pero ni comparación con mi ciudad y lo que más me gusta es que por las noches refresca.

Además… El contacto con la naturaleza proporcionan sensaciones de bienestar que provocan liberación de endorfinas, las hormonas que nos permiten sentir placer y agrado.

Y para muestra unas fotografías de este día:

image

image

¿Y vosotras?  ¿Qué tal lleváis el calor?

Anuncios