Inicio » Alimentaci√≥n » Luchando por la lactancia materna (II parte)

Luchando por la lactancia materna (II parte)

Continuo explicando mi lucha por la lactancia materna. ūüėČ

Una vez en casa la situación no fue a mejor. Vivíamos pendientes del reloj con alarmas sin dejar que pasaran más de tres horas para darle de comer. La rutina siempre era la misma, intentar darle el pecho para después acabar dándole fórmula con una jeringa. Entre esas horas estaba con el sacaleches, estimulando mis pechos lo máximo posible.

Adem√°s ten√≠a digestiones muy pesadas,¬† se notaba que le dol√≠a la tripa y lloraba al poco de las tomas, no √©ramos capaces de consolarle…¬† Al final ca√≠a dormido de sue√Īo y pasadas las horas reglamentarias volv√≠amos a pasarlo mal cuando ve√≠amos que no se despertaba y m√°s tarde no quer√≠a comer. Parec√≠a una pesadilla que se repet√≠a una y otra vez.

image

A los cinco d√≠as de vida fuimos a urgencias,¬† la primera de muchas que vendr√≠an despu√©s por diferentes motivos.¬† En este caso fue porque no paraba de llorar… ¬°Y no sab√≠amos que hacer! Al llegar all√≠ nos dijeron que mi beb√© estaba hambriento y entre dos enfermeras a la fuerza le hicieron agarrarse al pecho.¬† Cuando digo a la fuerza, es literal… Apretando su cabeza contra mi pecho sin casi dejarle respirar mientras lloraba rabioso hasta que acab√≥ cediendo. Lo recuerdo y se me ponen los ojos vidriosos.

Para mi marido ese día fue un antes y un después. Dejó de apoyarme en mi lucha por la lactancia materna,  se le partía el corazón al igual que a mi al ver su rechazo al pecho y relacionaba la pérdida de peso por los lloros constantes cuando se le ponía a mamar. Desde ese día dejé de intentar amamantarle delante de él,  y cuando lo intentaba insistía muy poco. Yo también me sentía muy culpable y caí en la depresión postparto.  Sólo tenía ganas de llorar y perdí tanto peso que me quedé más delgada que antes del embarazo.

Sin embargo yo continuaba con la esperanza de que se enganchara porque el instinto de buscar lo tenía muy desarrollado, el problema era que al momento de hacer la succión se enrabiaba y me soltaba. Decidí comprar el biberón calma de medela. Se supone que imita el pezón de la madre y la lengua la tiene que colocar igual para succionar. Los siguientes días los recuerdo borrosos entre lloros, biberones, sacaleches y esterilizadores.  Quería al menos conseguir una lactancia en diferido con el sacaleches, pero no sacaba la suficiente leche, a pesar de que nunca dejaba pasar más de dos horas entre extracción (ni por la noche). Mi estado de ánimo no debía ayudar.

image

Durante estos d√≠as, √Ālex tuvo una conjuntivitis en un ojito porque tenia una obstrucci√≥n del lacrimal y tambi√©n se resfr√≠o. Su nariz estaba llena de moquitos que no le dejaban respirar bien. ¬°Suero por todas partes para aliviarle!

A los 15 d√≠as todav√≠a no hab√≠a recuperado su peso inicial y el pediatra lo achac√≥ a sus resfriados. Nos dijo que le di√©ramos de comer m√°s a menudo,¬† pero si le forz√°bamos lo vomitaba. Ese mismo d√≠a en sus pa√Īales vi hilos de sangre que continuaron los siguientes d√≠as. Me puse hist√©rica.

Mientras esperábamos los resultados de los análisis de sus heces (tardaban cinco días) me puse en contacto con un grupo de lactancia por recomendación de una conocida sin mayores esperanzas. La asesora después de explicarle mi situación se ofreció a venir a mi casa y me recomendó que llevara a mi hijo a un osteopata especializado en bebés.

En cuanto a la cara de mi hijo,¬† se hab√≠a recolocado aparentemente del todo pero nos pareci√≥ muy buena idea lo de llevarle a un profesional.¬† En la consulta del oste√≥pata nos explic√≥ la ra√≠z de todos nuestros problemas. √Ālex ten√≠a una contractura en la mand√≠bula. En esa misma sesi√≥n comenz√≥ a masajearle su boca y tambi√©n sus caderas porque aunque no lo hab√≠a comentado tambi√©n tiene una ligera displasia que est√°n controlando los pediatras con ecografias.

¬°¬°Era tan l√≥gico!!¬† √Čl sufri√≥ en el parto y se desplaz√≥ su carita,¬† es normal pensar que tuviera una contractura en los m√ļsculos de su mand√≠bula.¬† ¬°Eso explicar√≠a por qu√© lloraba al pecho y le costaba tanto!

La asesora, al d√≠a siguiente vino a mi casa. Prob√≥ diferentes posturas con mucho cari√Īo y al final se agarr√≥.¬† Yo llevaba ya una semana sin intentarlo siquiera. Pens√© que fue casualidad y que las siguientes tomas volver√≠a con la batalla… Sin embargo ese d√≠a comenc√© la lactancia materna exclusiva.¬† No me olvidar√© de la fecha,¬† 29 de septiembre,¬† para mi fue un renacer.

image

¬ŅY la sangre en las heces?¬† Los an√°lisis salieron todos negativos, por lo que el pediatra sugiri√≥ que pod√≠a ser una intolerancia a la prote√≠na de la leche artificial.¬† Como mi beb√© hab√≠a comenzado a mamar sin necesidad de tomar complementos esperamos a ver c√≥mo sal√≠an sus deposiciones con lactancia materna exclusiva… ¬°¬°LIMPIAS!!

En 24h habíamos solucionado sus principales problemas. Me sentía eufórica y liberada. Por fin veía la luz. También me encontraba algo disgustada por no haber caído en la raíz del problema mucho antes (y que los pediatras tampoco se dieran cuenta).

A partir de ese d√≠a empez√≥ a mamar cada vez con mucha m√°s fuerza y ya no se retorc√≠a de dolor en las digestiones.¬† Pobrecito…¬† √Čl s√≥lo lloraba para explicar su malestar y no supimos interpretarle antes. Me estremezco de s√≥lo pensar lo que debi√≥ padecer. Mi hijo no era un “vago”.

Ahora a cinco días de cumplir los dos meses tengo un bebé muy feliz que no para de regalar sonrisas.

Ya no controlan su peso semanalmente, aunque es un beb√© delgado va ganando lo que le toca. Eso s√≠…¬† ¬°Siempre estoy controlando ese percentil 5 en el que est√°! Ahora lo tengo pegado a mi las 24h del d√≠a pidi√©ndome pecho para todo, hemos pasado a tal extremo que hasta no sabe dormir sin su teta. Sin embargo yo lo hago encantada. Es un ni√Īo un poco complicado la verdad, tiene mucho car√°cter, es nervioso y poco dormil√≥n pero muy muy risue√Īo.

Me he sorprendido a mi misma. Siempre lo había escuchado pero no eres consciente de lo que eres capaz de hacer por tu hijo hasta que lo vives.

image

Una sonrisa suya es mi fuente de energ√≠a. ūüėä

16 pensamientos en “Luchando por la lactancia materna (II parte)

  1. Si es que ten√≠a que haber algo por lo que el peque no tomara bien su teta. Menos mal que encontraste apoyo y ayuda. Que lo llevaras al oste√≥pata fue clave para saber lo que pasaba. Pobre √Ālex, lo mal que lo pasar√≠a… Y t√ļ tambi√©n por sentirte as√≠. Debi√≥ de ser muy muy duro. Pero mira, la historia tiene un final precioso ūüôā
    La sonrisa de tu ni√Īo lo dice todo. Es un mu√Īequ√≠n guap√≠simo.

    Un abrazo y gracias por compartir tu historia. Quizá pueda ayudar a otras mamis que pasen por una situación similar.

    Le gusta a 1 persona

  2. Me alegro de ver que todo acabe con un desenlace feliz! Es increíble que encontrándote así hayas seguido luchando por la lactancia; muchas se habrían rendido mucho antes. Eres todo un ejemplo de superación, así como tu peque! Qué mal lo debió pasar el pobre también. Ahora a disfrutar todo lo que podáis y a ver si los malos ratos quedan como anécdota, aunque ahora los debes tener bastante presentes. Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  3. ūüĎŹūüĎŹūüĎŹūüĎŹ Enhorabuena luchadora!!! Me alegro que por fin encontrar√°n el problema y que todo haya salido bien. Mi pareja tambi√©n dej√≥ de apoyarme con la lactancia cuando sufr√≠ una mastitis a los 22 d√≠as de nacer mi hija mayor y la verdad que se pasa mal cuando tu mayor pilar no est√° a tu lado. Tampoco tir√© la toalla. Alex es precioso ūüėćūüėćūüėć Enhorabuena supermami!!! Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  4. Te empec√© a leer ayer y no sab√≠a como acabar√≠a, cuanto me alegro de que tuvieras un final feliz! A mi tambi√©n me cost√≥ la lactancia porque no se agarraba, me pas√© un mes llorando y dandole biber√≥n porque no era capaz a darle el pecho, lo intentaba pero solo lloraba y la gente, no ayudaba en nada. A mi me salv√≥ una vecina que vino un dia y me pill√≥ tan mal que me derrumbe y me puse a llorar. Ella consigui√≥ que se enganchase y gracias a ella, llevamos ya 3 a√Īos de feliz lactancia jejeje.
    ¬°Enhorabuena!

    Le gusta a 1 persona

  5. Menos mal que encontraste un buen apoyo que supo c√≥mo ayudarte!! Lo de la lactancia la verdad que cuando se da bien es facilisimo pero cuando no hay que encontrar un buen profesional que te ayude y luchar por lo que quieres para tu hijo apesar de que te pongan la cabeza como un bombo!! Me alegro de que tuviese un final feliz vuestro problema, tienes un ni√Īo moniiiisimo!! Besote!!

    Le gusta a 1 persona

  6. Pingback: Mi dieta libre de l√°cteos (APLV) | La luz de Laurel

  7. Pingback: Dieta libre de l√°cteos (APLV) | La luz de Laurel

  8. Pingback: El destete.  | La luz de Laurel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Est√°s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Google photo

Est√°s comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est√°s comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est√°s comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesi√≥n /  Cambiar )

Conectando a %s